2- EFEMÉRIDE: EL MEMORABLE VUELO DEL MANUTARA A RAPA NUI

El avión Catalina OA-10A N° 405 “Manutara”, fue el histórico avión anfibio que, al mando del capitán Parragué y sus hombres, unió por primera vez vía aérea, el continente con Rapa Nui (Isla de Pascua) en enero de 1951.

El memorable vuelo de ida hasta Rapa Nui, resultó todo un éxito. Tras sobrevolar el océano pacífico durante poco más de 19 horas, cubriendo una distancia de 2.047 millas náuticas (3.750 Km.), el noble bimotor aterrizó en Mataveri el 20 de enero de 1951.

Días más tarde, al iniciar el retorno, el anfibio despegaba de noche desde el mar, pero estando sobre una ola el avión dio un bote inclinándose bruscamente hacia la izquierda, golpeando el flotador y destruyendo parcialmente los montantes del mismo.

Malogrado el despegue y a fin de evitar un desastroso carrusel, la tripulación intentó nivelar el anfibio, pero antes de lograrlo otra ola impactó la punta del ala derecha, quebrándola y dañando además el blister de estribor.

Las inmediatas labores de salvataje y rescate culminaron recién a las cinco de la mañana con la tripulación del anfibio sana y salva. El naufragado Catalina estaba averiado, pero a flote. Fue amarrado al muelle de la bahía de Hanga Piko, pues como no existía un varadero para hidroaviones no fue posible subirlo a tierra en ese momento.

Días después y luego de retirar los motores, equipos de comunicaciones, baterías, instrumentos de navegación y meteorológicos, etc. el avión fue transportado a la isla y la tripulación regresó al continente en la fragata “Covadonga”.

Este vuelo – que se anticipó a las intenciones del aviador australiano, Patrick Gordon Taylor de realizar un primer vuelo a Rapa Nui desde la Polinesia en su “Frigate Bird II” – no pudo concretar su retorno como estaba programado, sin embargo, significó un gran acontecimiento nacional dados los limitados medios tecnológicos con los cuales se llevó a cabo.

En aquellos tiempos la isla era visitada una vez al año sólo por un buque de abastecimiento con productos del continente, por lo que este vuelo se transformó en el primer vuelo transoceánico entre Chile continental y la Isla, un claro gesto de acercamiento e integración por parte del gobierno de la época.

Actualmente en nuestro salón principal, se exhibe un avión Catalina el cual está caracterizado como el mítico Manutara, ya que el avión original se perdió en un accidente ocurrido en 1961 en el Lago Peñuelas, cerca de Valparaíso.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.